SUFRES DE DOLORES MUSCULARES? ESTO TE AYUDARÁ A ALIVIAR DE FORMA RAPIDA Y EFICIENTE!

Los dolores musculares en la gran mayoría de los casos son provocados por el cansancio, mala postura, tensión, ejercicio intenso o hasta por la gripe.

Podríamos decir que no es una dolencia grave, pero sí que el dolor que sentimos en los músculos afecta nuestra calidad de vida y por ende nuestro día a día, por tal razón te haremos la recomendación de algunos remedios caseros para que puedas aliviar los dolores musculares.

Remedios caseros para los dolores musculares.

1.- Una ducha fría.

Remedios caseros para los dolores musculares.

Cuando sientas que tus músculos están dolorido o resentidos lo más recomendable es tomarte unos minutos de ducha fría, y si no tienes la manera de ducharte, puedes ponerte compresas o bolsas frías en la zona del dolor, por 20 o 30 minutos, así podrás recudir el dolor.

2.- Vinagre de manzana.

Remedios caseros para los dolores musculares.

Cuando los dolores musculares son provocado por tensión o cansancio, con solo preparar un baño con agua tibia y dos tazas de vinagre de manzana, el vinagre ayuda a disminuir la tensión muscular.

3.- Masajes con aceites.

Remedios caseros para los dolores musculares.

Puedes darte masajes con movimientos sobre tu piel húmeda, así vas a contribuir a que se quite la dureza muscular; puedes hacerlo con aceite de almendras, y aceite de clavo de olor o de jengibre.

4.-Pimienta molida.

Remedios caseros para los dolores musculares.

Con solo preparar una mezcla de pimienta molida y aceite de sésamo y masajear la parte afectada lograras aliviar el dolor.

5.- Romero.

Remedios caseros para los dolores musculares.

El romero afloja los tejidos musculares, ayuda a reducir el dolor. En un envase o frasco de agua hirviendo vas a preparar una mezcla con hojas de romero, y la dejaras reposar por 30 minutos y luego mojaras un paño en la mezcla y la vas aplicar en la zona afectada por el dolor 2 o 3 veces al día.

Jugo para los dolores musculares e inflamaciones del cuerpo.

Fuentes e imágenes : otramedicina.imujer.com