RUSIA DECIDIÓ PROHIBIR TODOS LOS ALIMENTOS MODIFICADOS DE FORMA GENÉTICA.

Rusia acaba de anunciar una medida que cambiará el juego en la lucha contra los transgénicos de Monsanto, que prohíbe totalmente el uso de ingredientes genéticamente modificados en la cadena de alimentos.

En otras palabras, Rusia dice no a la decisión del resto de países de dar a sus ciudadanos productos modificados genéticamente y favorecer así a los lobbies políticos que hay detrás de estos asuntos (por no hablar del dinero). Son ellos los que deciden qué comemos, qué se pone a la venta en las tiendas, qué compras y das a tus hijos.

RUSIA DECIDIÓ PROHIBIR TODOS LOS ALIMENTOS MODIFICADOS DE FORMA GENÉTICA.

1051562406-800x500_c

Pero Rusia ha decidido hacer frente a estas -para algunos- mafias de la alimentación. Pues al fin y al cabo son las grandes compañías las que inyectan el dinero en estos mundos. Son Nestlé, Kraft, Coca Cola, McDonald’s, Doritos/Lays, Monster Energy… quienes tienen el capital y rigen estos organismos que a veces no son tan oficiales ni imparciales.

Rusia, país conocido por sus cosas malas y sus otras pocas buenas (como estas), se pone a la cabeza del resto de países que a pesar de no ser comunistas y ser democráticos, han votado por permitir que esa lechuga que puedas comprar en España o Argentina, no sea ‘fresca’, sino hecha en algún tipo de laboratorio agrícola, tratado con mil y un tipo de sustancias para que sea más verde, más bonita, se conserve más tiempo sin echarse a perder…

No sólo podemos alimentarnos con nuestros cultivos y recursos hídricos. Rusia podría convertirse en el mayor proveedor mundial de alimentos de alta calidad, saludables y no transgénicos, que hace tiempo que desaparecieron en algunos productores occidentales. La demanda en el mercado mundial de tales productos está creciendo constantemente”, dijo Putin

Buenas noticias para los ciudadanos de Rusia. Los demás, tanto España como Latinoamérica (y sobretodo USA y países potentes europeos) son quienes más alimentos GMO manipulados genéticamente comen. Y la gran mayoría de personas (el 99%) ni tan siquiera saber que está comiendo dichos malos alimentos. Así de engañados nos intentan tener ciertos “políticos”.

Como consejo, siempre que puedas adquiere productos orgánicos y si son locales apoyando a granjeros rurales, mejor.

Fuente: actualidad