Medico aclaro que, para eliminar una infección sin pastillas, basta usar estos antibióticos que Dios creo

El remedio del que te hablaremos en este articulo viene siendo utilizado desde hace muchos años. Desde la época medieval, los europeos lo han preparado y consumido de distintas formas.

Esto lo hacen con el objetivo de combatir enfermedades, epidemias y pandemias. A continuación te damos más detalles sobre este antibiótico y cómo prepararlo en tu propio hogar.

Beneficios de sus ingredientes.

Ajo: este es un antibiótico natural que no elimina bacterias esenciales para la buena salud, alojadas en el sistema digestivo. También tiene propiedades antifúngicas y elimina microorganismos detonantes de enfermedades.

Cebolla: esta tiene propiedades muy parecidas a las del ajo, pero menos agresivas para el organismo.

Rábano picante: la misma se utiliza para curar enfermedades pulmonares y que afectan los senos paranasales.

Jengibre: Este es utilizado como un antinflamatorio por excelencia para mejorar la circulación.

Chiles: estos tienen propiedades antibióticas y promueven la buena circulación sanguínea.

Cúrcuma: especialmente útil para desinflamar el organismo y depurarlo profundamente. También es muy bueno para eliminar células cancerígenas y aliviar el dolor articular.

Vinagre de sidra de manzana: Se dice que Hipócrates, padre de la medicina, utilizaba solo 2 remedios. El primer ingrediente era el vinagre y el segundo era la miel. Con ellos curaba muchas enfermedades. Hoy la ciencia ha descubierto que el vinagre contiene una fibra llamada Pectina que reduce el colesterol malo y regula la presión arterial. De igual forma, esta fibra controla el hambre voraz y la ansiedad.

Una de las ventajas de agregarle vinagre a nuestras comidas, es que nos ayuda a absorber el calcio de los alimentos. Además, contrarresta los efectos de los radicales libres, por lo que mejora el aspecto de la piel. Lo podemos usar perfectamente para combatir cefaleas, indigestión, estreñimiento, diarrea, artritis, fatiga crónica, etc.

Qué necesitaremos:

  • Vinagre de sidra de manzana (700 ml).
  • Cebolla picada finamente (¼ de taza).
  • Ajo picado finamente (¼ de taza).
  • Jengibre fresco rallado (¼ de taza).
  • Ajíes picantes o chiles (2 unidades).
  • Rábano picante rallado (2 cucharadas).
  • Cúrcuma en polvo (2 cucharadas).

Preparación y uso:

Antes de comenzar, es buena idea conseguir guantes y usarlos para manipular los ingredientes. Como hay algunos picantes, podemos sentir un pequeño hormigueo y luego sobar las manos en alguna parte del cuerpo. Con eso pendiente, podemos empezar a poner todos los ingredientes en un recipiente. Solamente dejaremos sin mezclar el vinagre por el momento.

Ahora, pondremos la mezcla en un frasco hermético previamente esterilizado. A continuación, añadiremos el vinagre a la mezcla hasta llegar al borde del frasco. Luego cerraremos el frasco y lo agitaremos con mucha fuerza. Después, almacenaremos por 2 semanas el frasco en un lugar donde no le dé directamente la luz solar. Todos los días debes recordar agitar el frasco mientras se macera.

Agotadas las 2 semanas, colaremos la sustancia, exprimiendo bien todo para extraer todo el líquido. El líquido resultante es el antibiótico natural más potente que podrás utilizar en tu vida. Esta sustancia no es necesario mantenerla en el refrigerador y puede conservarse por mucho tiempo.

De esta sustancia debes tomar 1 cucharada a diario y hacer gárgaras con ella, para luego tragarla. Esto fortalecerá tu sistema inmunológico. Algo que debes considerar, es que su sabor es muy fuerte. Si no estás acostumbrado a ello, comienza con pequeñas porciones. Tras ingerirlo, come naranja o lima para aliviar su sabor.

Para tratar enfermedades crónicas, deberás consumir 5 cucharadas diarias. Luego iras aumentando hasta tomarte 1 vasito pequeño de licor de este antibiótico. Bajo ninguna circunstancia debes consumirlo en ayunas o con el estómago vacío. Eso podría generar graves problemas de salud. Excepto por eso, podrás consumirlo con la seguridad de conseguir beneficios de salud. Si te parece un remedio útil, compártelo en tus redes sociales