Bebí agua con miel y limón todas las mañanas durante un año y esto me sucedió…

Hace un año me enfermé poderosamente de gripe, los medicamentos de la farmacia no me ayudaron bastante, y una amiga me recomendó beber agua no muy caliente (¡no hirviente!) con miel y limón.

Yo, a decir verdad, poseía mis inquietudes, pero todavía de esta forma lo intenté. La gripe salió pero esa bebida se terminó. Desde ese momento mi organismo cambió completamente de forma inesperada; estos fueron los cambios:

HACE UN AÑO QUE NO ME DA UN RESFRIADO Y NO ME ATORMENTAN LOS DOLORES DE ESTÓMAGO.

Hay que decir que jamás tuve mucha seguridad en la eficacia de los remedios naturales, yo era, digámoslo de esta forma, un ciervo de la farmacia: si me dolía el estómago tomaba tabletas, si comenzaba a sentirme muy agotado pasaba a adquirir preparados vitamínicos, y de esta forma.

Pero a lo largo de este último año podría decirse que no estornudé ni solo una vez, mis problemas en este momento son cosa del pasado, a donde desee que vaya la miel y el limón son mis permanentes camaradas, inclusive van conmigo a los hoteles, algunos me miran como a un loco, pero me da lo mismo.

YA NO BEBO CAFÉ POR LAS MAÑANAS Y DESPERTARME POR EL MOMENTO NO ES UN SUPLICIO.

Mi coctel de limón con miel me quitó la dependencia al café, y de paso el problema realmente grave. En este momento tengo mucha más energía a lo largo del día, duermo bien y hasta sonrío por las mañanas.

Antes para lograr abrir los ojos tenia que aguardar por lo menos una hora, y después andaba con cara de pocos amigos por lo menos otras dos, en este momento me siento bastante superior y mi familia ha notado el cambio. Verdaderamente me he olvidado de cuándo fue la más reciente vez que sentí estrés a lo largo de la mañana.

LA GENTE A MI ALREDEDOR ADEMÁS ESTÁ MÁS SALUDABLE. Y ESO ES LO INMEJORABLE.

Convencí a mi familia de continuar mi ejemplo, por eso la gripe y otras patologías que comúnmente se relacionan con la etapa fría del año no fastidiaron ni a mis hijos, ni a mi mujer, ni a mí. No sé cómo trabaja el remedio, ni sobre qué partes de mi cuerpo trabaja, pero trabaja, eso es seguro. Estoy complacido con la amiga que me lo recomendó.

MI RECETA.

Para un vaso de la bebida en la mayoría de los casos exprimo medio limón, le agrego una cucharada chica de miel de abejas, y después lo mezclo con agua hirviente, que dejo enfriar. Lo bebo cada mañana en el instante luego de despertarme.

Merece aclarar que el gusto del coctel puede cambiar todos los días, todo es dependiente del limón y de la miel que le agregues. Algunas veces es un poco ácido, algunas veces muy dulce, pero eso no es nada.

Pero ¿cómo trabaja? Como mencioné anteriormente previamente no lo sé con precisión, pero según lo que encontré en páginas de Internet similares con medicina pude deducir varias cosas:

1. ESA BEBIDA TE ASEGURA CONTRA INFECCIONES EN LAS FUENTES URINARIAS.

El limón y la miel impulsan el desempeño del sistema digestivo y humectan el intestino abultado, el resultado de esto es que sirve como remedio contra el estreñimiento y la cistitis. La bebida es diurética y los doctores comentan que puede defendernos de la mayor parte de inconvenientes relacionados con las fuentes urinarias.

2. MEJORA LA DIGESTIÓN.

Todos los elementos de esta bebida le asiste para tu sistema digestivo, el limón entre otras cosas ayuda al hígado a producir más enzimas, por eso el bolo alimenticio se trata mejor, de esta forma la comida te alimenta más.

Por su lado la miel tiene características desinfectantes, y por eso te asiste para protegerte contra las infecciones, de esta forma impulsa al estómago para que produzca más jugo gástrico que le ayuda al organismo a remover las toxínas, lo que implica a poder vigilar mejor tu peso del cuerpo.

3. TE ASISTE PARA ESTAR SALUDABLE Y LUCIR BIEN.

El consumir limón tiene muchas virtudes para tu piel, además te asiste para limpiar la sangre. La presencia del limón en el cuerpo impulsa la producción de novedosas células sanguíneas, de esta forma como el agua la producción de colageno, que ya debes haber escuchado que es realmente bueno para la piel.

En escasas expresiones, te lo sugiero, sabe realmente bien, te hace bien y en cualquier situación no te va a hacer ningún inconveniente, pruébalo.

No olvides compartir este artículo con tu familia y amigos, puede ser que esto sea interesante para ellos.