7 cosas que te harán reconocer las personas hipócritas a tu alrededor!

Las personas hipócritas son aquellas que esconden los motivos reales por los que realizan una acción o se conectan contigo.

Así, se trata de personas falsas que no muestran la realidad a quienes los rodean y por eso son peligrosos. En este artículo queremos enseñarte a distinguir las conductas de los hipócritas para que puedas mantenerte bien alejado de ellos. Ten en cuenta que es muy importante elegir a las personas que nos rodean porque ello impacta en nuestro bienestar.

A continuación encontrarás todas las claves para detectar a un hipócrita de inmediato y alejarte de él cuanto antes. ¡No te pierdas estos increíbles consejos!

Cómo distinguir a los hipócritas de inmediato y poder alejarte de ellos.

Todas las personas alguna vez han estado en contacto con un hipócrita que miente sobre su vida. Según la Universidad del Sur de California, las personas hipócritas se caracterizan por tres tipos de comportamientos principales.

En primer lugar, por su doble moral. Esto quiere decir que se ejerce una doble norma en el tratamiento dado a diferentes grupos de personas. En segundo lugar, por la debilidad moral. Es decir que no se limitan por la moral y realizan ciertas cosas aunque estén mal. Y finalmente por la duplicidad de moral que implica la falsedad al honrar a otra persona.

Así, como puedes observar, los hipócritas son personas que pueden hacerte mucho daño. Por esa razón, es muy importante mantenerse lo más alejados posibles de este tipo de personas.

A continuación te enseñaremos a identificar algunas conductas de este tipo de personas para que puedas descubrirlos de inmediato.

Victimización.

Una de las principales características de este tipo de personas es que siempre se victimizan ante cualquier situación.

De hecho siempre explican que su mal comportamiento ha sido por algo terrible que les ha sucedido.

Sus historias siempre buscan ganarse la simpatía del resto para que se crean su mentira.

Castigan a los demás por cualquier cosa.

Este tipo de personas nunca aceptan sus fallas ni se disculpan si han hecho algo mal.

De hecho, cuando están próximos a ser reprendidos, lo que hacen es castigar a otro para evitarlo.

Así, se desligan de su problema adjudicándoselo a otro que no ha hecho nada malo.

No respetan las reglas.

Estas personas se creen superiores y por eso no creen que deban cumplir ninguna regla impuesta por otro.

Además, creen que las reglas son para personas débiles por lo que se rigen solamente por sus propias reglas.

Son condescendientes y manifiestan superioridad.

También puedes descubrir a este tipo de personas por su actitud de condescendencia y superioridad.

Se paran frente a las personas como si fueran los dueños de la verdad y es probable que te hagan sentir inferior.

Incluso es posible que se burlen de tu intelecto y que bromeen acerca de tu poca capacidad de comprensión.

Mienten compulsivamente.

Otra característica de estas personas es que mienten todo el tiempo y no les importa.

La verdad para ellos no es un valor moral sencillamente porque no respetan la moralidad.

Así, no les importa mentir e inventan excusas siempre para quedar bien frente al resto.

Estas personas sienten placer al engañar a los demás.

No sienten culpa.

Aunque se comporten de un modo nefasto, estas personas nunca sienten culpa.

Lo peor de todo es que hacen que otras personas se apropien de la culpa que ellos no sienten.

Nunca hacen lo que dicen que hay que hacer.

Finalmente, estas personas se mencionan a favor de cierto tipo de conducta pero luego se comportan del modo contrario.

Esto es así porque plantean situaciones con expectativas muy altas que no son capaces de cumplir y fallan.